Misioneros de Mariannhill © 2014 | Políticas de Privacidad

Código de ejemplo | Política de Cookies
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

El 11 de octubre de 1988, el Papa Juan Pablo II canonizó, en la Plaza de San Pedro de El Vaticano, a la Beata Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein), monja profesa de la Orden Carmelita Descalza. Edith había nacido el 12 de octubre de 1891 en Breslau (Alemania). Era la última de once hermanos de una familia judía. Filósofa, se convirtió al catolicismo en 1921 y entró en el Carmelo de Colonia en 1933. Murió mártir el 9 de agosto de 1942, en el Campo de Concentración de Auschwitz. Juan Pablo II la había beatificado en Colonia, el 1 de mayo de 1987.

 

Pues bien, en cierto momento de su vida, un misionero de Mariannhill le prestó un gran servicio a la santa. Nos referimos al P. Rhabanus Laubenthal CMM, quien, después de doctorarse en Filosofía, fue enviado por sus superiores a Colonia, para estudiar lenguas clásicas. Durante su estancia en aquella ciudad, el P. Rhabanus vino a ser el confesor de la comunidad donde vivía Edith Stein.

Peligrando por su condición de judía, Edith Stein cruzó la frontera de los Países Bajos en la noche de fin de año de 1938 y se albergó en el Carmelo de Echt (Holanda). Meses después, el P. Rhabanus se aventuró a llevarle a Edith, hasta su nueva residencia, parte de sus trabajos intelectuales y un trabajo especialmente comprometido sobre la historia de su propia familia.

 

Una de las biógrafas de la Santa, Sor María Teresa Renata del Espíritu Santo (Posselt), narra en estos términos la aventura de aquel viaje:

 

Testimonio: «La historia, aún incompleta, de su familia, no la llevó consigo Sor Benedicta al Carmelo de Echt, para evitar compromisos en una eventual revisión de equipajes en la frontera. Deseaba mucho poderla continuar y, así, en febrero de 1939, preguntó a Colonia si alguno de sus conocidos allí se atrevería a llevarle esta opus peligrosa.

 

Un joven misionero de Mariannhill, el P. Rabhanus CMM, se manifestó dispuesto a la aventura. En la frontera fue detenido su coche y revisado. También el voluminoso manuscrito cayó en manos del policía. Lo hojeo y se lo devolvió, al fin, con estas palabras: “Ésta es su tesis doctoral, ¿no?” Con esto, pudo Sor Benedicta continuar esta obra que llevaba tan dentro de su corazón y cuya redacción representaba para ella un verdadero recreo».

 

(Tomado de Sor María Teresa Renata del Espíritu Santo (Posselt):

“Edith Stein: Una mujer de nuestro siglo”, Ed. Monte Carmelo,                

  Burgos 1988, págs.. 277-278)

El misionero de Mariannhill que ayudó a Santa Edith Stein (Teresa Benedicta de la Cruz (1891-1942), Carmelita Descalza, Filósofa, Mártir del nazismo y Co-Patrona de Europa)